4 errores de motoristas principiantes

error de motorista novato

¿Sabes por qué tanta gente dice que las motos son peligrosas? Uno de los principales motivos es que los motoristas, junto con los peatones, son los agentes de seguridad vial más implicados en accidentes de tráfico. Y errores como no llevar el casco para moto pueden hacer que estos accidentes sean fatales. En muchas ocasiones, los motoristas novatos son los que inciden en ello, los que pecan de un exceso de confianza y pierden la concentración en la carretera.

Pero estos no son los únicos errores que comenten las personas que empiezan a llevar una moto. Sin embargo, seas novato o no, debes evitarlos. A continuación, te enumeramos algunos de estos errores más comunes:

No llevar casco

Y, en general, no llevar el equipamiento adecuado. Pero, sí: ¿para qué engañarnos? No llevar el casco para moto es una de las principales causas de mortalidad entre los motoristas novatos (y no novatos) en la carretera.

El casco es el elemento primordial en cuando al equipamiento de un motorista. Pero llevarlo no es lo único importante: este debe ser uno homologado y de la talla adecuada. Esto es, cómodo: ni muy holgado, ni muy justo.

Sobre todo, evita escoger sólo por diseño o precio, sin haber constatado que se trate de un casco homologado.

 

Sobrepasar el límite de velocidad

Por supuesto, conducir con exceso de velocidad es otro de los principales errores de los motoristas novatos. Sabemos que llevar una moto invita a disfrutar de la velocidad, pero debemos saber dónde y cuándo correr con la moto, y diferenciarlo de cuando estamos circulando. Porque, entre otras cosas, nuestra vida no es la única que estamos poniendo en peligro al circular a altas velocidades inadecuadas.

 

No prestar atención a los movimientos de otros

No todos los conductores señalizan sus cambios de dirección, porque, obviamente, no todos somos buenos conductores, y todos podemos ser víctimas de un despiste en alguna ocasión. Por eso, debemos estar siempre atentos a los movimientos del resto de conductores, especialmente, aquellos que pudieran hacernos sufrir un accidente de tráfico. Por ejemplo, el coche que tenemos delante y que termina girando sin haberlo indicado previamente.

Debemos activar los cinco sentidos para anticiparnos a cualquier posibilidad de accidente.

 

No preveer las frenadas

Debemos evitar a toda costa las frenadas bruscas. Además, hay que estar atentos a superficies deslizantes, pasos de cebra o suelo de gravilla. Y muy especialmente, en días lluviosos.





About admin