La automoción eléctrica, ¿será posible algún día?

Actualmente, la importancia de desarrollar alternativas ecológicas para favorecer al Medio Ambiente resulta más indispensable que nunca. Entre las medidas más sonadas se halla la de la automoción eléctrica, que consiste en la fabricación de vehículos que funcionen mediante energía generada de dicha manera. Hacer esto tendría muchas ventajas en lo que se refiere al hecho de reducir la contaminación; sin embargo es un método que aún debe pasar por varias pruebas y aspectos para ser aceptado del todo.

Coche eléctrico cargando

Pese a esto, ya existen algunos modelos de autos y hasta motocicletas que utilizan la automoción eléctrica para desplazarse. El costo parece ser el principal inconveniente, a la hora de intentar expandir su uso en buena parte de la población de diversos países.

Sin mencionar que todavía es mayor el número de personas, que temen hacer un cambio diferente en la forma de trasladarse. Son muchos los prejuicios que persisten cuando se trata de dar un paso como este, por parte de generaciones que se encuentran acostumbradas a los vehículos de toda la vida. El olor a gasolina, el ruido de un motor convencional… hay quienes todavía disfrutan de detalles como estos.

No obstante, el cambio es necesario y el precio elevado de un coche que funciona con electricidad, puede verse enormemente compensado en base a las ventajas de este método.

Antes que nada, se encuentra el considerable ahorro a largo plazo que supondría reemplazar el uso de gasolina, por el de un cargador que llena de energía al automóvil, dándole la posibilidad de recorrer largos trayectos. Expertos han establecido como mínimo el plazo de treinta minutos, para efectuar una recarga de más del 80%; una pauta muy razonable cuando se trata de ser prácticos y amigables con la ecología.

En definitiva, la automoción eléctrica es el futuro.





About admin