Toyota Supra Quicksilver

La prestigiosa revista Turbo and High-Tech Performance presentó también en su web este Toyota Supra MK IV Quicksilver del año 1998 con la escalofriante cifra de 1.200 cv. a las ruedas. El motor ha sido retocado para multiplicar su potencia. El turbo es la pieza clave de esta preparación. Se instaló un turbo Garrett GT4718R junto a una wastegate de TiAL, un turbo de grandísimo tamaño junto a un motor con bastante cilindrada, ambas premisas perfectas para poder cosechar toda la potencia posible.

La preparación se inicio en el año 2006. El motor está totalmente reforzado para alcanzar tal cantidad de caballos. El motor de origen contaba con 3.000 centímetros cúbicos. Ahora alcanza 3.400 centímetros cúbicos gracias al stroker kit de Titan Motosport, una empresa experta sobre todo en preparaciones en Toyotas Supras, como ya hemos visto en algún reportaje en Buscatuning.
El cigüeñal también está reforzado por Titan Motorsport, al igual que los pistones, también forjados de CP Pistons. Nuevos árboles de levas firmados por SP empujan ahora las válvulas también modificadas del motor . Los inyectores tienen más capacidad para expulsar más combustible a las cámaras, y fruto de esa combustión, salen los gases de escape por una línea completa de ABM, que se tuvo que modificar artesanalmente para que entrase a la perfección. El Intercooler frontal tuvo una dificil instalación, ya que no había ninguno que entrase a la perfección. Junto a todas estas mods, se puso una AEM para gestionar los parámetros del motor, ajustado por Justin Nenni.

Los 1.200cv de potencia llegan a las ruedas gracias, primero, de una forma rápida en el cambio gracias a un short shifter y posteriormente a un volante motor aligerado con un embrague cuádruple Tilton.
Hasta llegar al LSD de diferencial limitado de TRD.
HKS es el protagonista de la nueva suspensión, especial para Drag, y que aguanta las fuerzas motrices de tanto caballaje.
Para pegar este Supra al suelo se eligieron unas Fikse FM5 Profile de 19 pulgadas en 9,5 pulgadas de anchura alante y 11 atrás, calzadas con unas Yokohama Advan Sport.
Tommy, el dueño del coche, quería alcanzar los 230 millas por hora, pero su mejor marca era 222.37 millas por hora. Así que un buen amigo suyo, le comentó que quizá bajando la llanta a 18 pulgadas y montando unas Toyo Tires RA1 podría mejorar la marca.
Y dicho y hecho, Tommy alcanzó la cifra de 228,7 millas por hora, que aunque no llegan a los 230, quedó satisfecho.
Seguro que estudiará nuevas posibles modificaciones para superar las 230 millas por hora.
Para frenar esta bestia se instalaron unos frenos AP Racing de 6 pistones, pero más que frenos, necesitaría paracaídas (je,je).

En cuanto a aerodinámica simplemente se colocó en la parte posterior un alerón de la marca RMM para mejorar la estabilidad a altas velocidades. Justo en el frente se puede ver un labio inferior de carbono.
En el interior aparecen unas barras antivuelco que enjaulan un backet para poder ir pegado al asiento cuando acelera a tope.
Con este Supra finalizamos los reportajes de hoy, y esperamos teneros de nuevo en otros reportajes. Un saludo 2NRS.





About Álvaro Martín