Volkswagen Golf Mk1, restauración Tuning ?

VW_Golf_mk1_green_exterior_1Los coches, al igual que otras muchas cosas en la vida, pueden llegar a ser tratadas como auténticas obras maestras y obras de arte. Casi siempre se tienen que cumplir las premisas de ser un coche con unos años a sus espaldas, y sobre todo haber supuesto o tener una clara diferencia con respecto a el resto de coches de su época. Pasó con el Ford T, Volkswagen Beetle con el Porsche 356 y otros muchos. A día de hoy hay auténticos fanáticos de los coches clásicos, gente que dedica mucho tiempo y dinero a la restauración de los mismos y que tratan al coche como si fuese un auténtico vástago. Además hay gente que también le gusta la personalización del automovil, y si juntas estas dos cosas suelen salir productos muy currados, y sobre todo curiosos, uniendo el clasicismo de la base, con la más rabiosa deportividad otorgada por una buena personalización. Luego , porque no decirlo, están aquellos que no saben lo que tienen entre manos y destrozan auténticas maravillas, tarándolas con kilos de fibra, o con preparaciones totalmente fuera de lugar que solo hacen que destrozar una auténtica joya. Pero eso es otro tema, hablemos del coche que nos traemos hoy entre manos, un coche hecho con todo el cariño del mundo, donde se ha sabido aunar la restauración con una preparación estética super elegante.

VW_Golf_mk1_green_exterior_2Al hechar un vistazo al coche, ya nos llama la atención, pues no es un coche habitual, por asi decirlo, en las carreteras españolas, en parte porque hablamos de un vehículo con mínimo 22 años de existencia. Sin embargo hay ota cosa que también atrae a nuestro sentido de la vista, y es el hecho de que el coche esté tan bién conservado. Éste éstado no es porque el dueño lo haya tenido guardado durante años en un garaje y ahora haya decidido sacarlo, sino porque él mismo se ha dedicado a restaurarlo a su imagen original, aunque con ciertos toques personales. La carrocería fué despojada de todo resto de el óxido tan habitual en coches con tantos años. Ésta recibió una nueva mano de pintura, del color original del coche, que lo hizo rejuvenecer varios lustros. Además se han colocado varios elementos, que para los no entendidos en el modelo serán inapreciables. Hablamos de los paragolpes cortos y metálicos , tanto trasero como delanteo, o el pulido a VW_Golf_mk1_green_exterior_3espejo de los limpiaparabrisas, que en el caso del trasero, en lugar de su eliminación, como viene siendo habitual, se ha decidido conservarlo. También vemos que bajo el parachoques delantero, se ha colocado el añadido «small duck mouth», o lo que es lo mismo, el añadido boca de pato, pero en su versión reducida. Las aletas se han visto despojadas de sus habituales protctores plásticos, excepto la parte «guardapolvos» de las traseras. También se ha modificado el portón trasero, para dar cabida a los «nuevos» pilotos, más cortos de los que llevaba de serie éste clásico Volkswagen. Para los que conozcan el modelo, verán que la modificación consiste en, primero hacer más grande el hueco destinado a la matrícula hasta que el hueco del faro sea el justo, pero también se ha eliminado la moldura del sistema de apertura del portón. Son detalles de los que no todo el mundo se da cuenta.

VW_Golf_mk1_green_exterior_4Como en el caso de ayer, el tren rodante lleva montado todo un clásico de las llantas. Éstas son casi tan clásicas como el modelo sobre el que van rodando. Se trata de unas BBS RS , en tres piezas, las cuales, como viene siendo habitual, han sido pulidas a espejo, haciéndolas rejuvenecer años y años hasta conseguir el mismo resultado que con el coche, un clásico sobre otro clásico ¿quien quiere más?. Las medidas, hablando de un coche bastante «estrecho», evidentemente no pueden ser exageradas. Son en 7,5×15 en ambos ejes, y llevan montados unos neumáticos Dunlop, con la «tipica» estirada perfecta para ésta base. La estampa del coche, en su visión lateral, con las llantas BBS y la carrocería totalmente restaurada hasta dejarla perfecta, es simplemente un placer para los ojos. Para la suspensión, y conseguir así una bajada justa, que conjugue deportividad con clasicismo, se ha elegido lo mejor de lo mejor, KW, de nuevo. La variante en éste caso es la 1, pues por el tipo de chasis, da igual la dureza de la misma, pues se van a notar los baches queramos o no. Dentro de las llantas delanteras, podemos discernir unas pinzas rojas. Podría tratarse simplemente de un motivo estétco sobre los discos delanteros de freno, pero viendo el resto del coche, lo dudamos. Y efectivamente, se trata de unas pinzas adaptadas de algún Porsche de la época, del cual desgraciadamente desconocemos el modelo exácto.

VW_Golf_mk1_green_interior_1El interior, como no podía ser menos, también ha sido restaurado. Y si restaurar el exterior fué dificil, el interior es una obra titánica. El problema de éstos coches, es que si sueles hacer un uso de ellos más o menos a diario, las piezas van deteriorandose, el salpicadero se agrieta, los paneles de puerta pierden sus sujeciones y empiezan a descolgarse. Cualquier rajita en la tela de los asientos se convierte en un auténtico calvario para su dueño, pues la espuma interior comienza a deteriorarse y pudrirse sin VW_Golf_mk1_green_interior_2remedio. Su dueño para éste último tema ha tenido una solución sencilla, tapizarlos de nuevo, en simil cuero color tabaco. Pero el problema viene en los guarnecidos interiores y plásticos en general. Los suceptibles de ser tapizados, así lo han sido, pero los que no se podían tapizar o su dueño no lo quería, han sido fabricados de nuevo en fibra, y el resultado es el que veis, como recién sacado de fábrica. Se ha cambiado el cuadro de mandos por otro más nuevo, así como en el suelo la moqueta y alfombrillas. También se ha cambiado el pomo del cambio de marchas por otro tipo secuencial, un detalle del dueño. Otra nota del dueño, es el hecho de encastrar el radiocd , con el cambio de instalacion que ello conlleva , en la guantera del coche, de manera que todo el interior conserva su encanto original, pero no se relega a no pode escuchar más allá de viejas cintas o la radio. Vemos que incluso el techo, muchas veces el gran olvidado, también ha sido cambiado y rejuvenecido. Sin duda el interior de éste Golf Mk1 cuando salió de fábrica dudo mucho que tuviese este elegante aspecto que ahora mismo luce con todo el descaro ante coches más modernos

En la parte mecánica, como todos sabemos a éstas alturas, el Volkswagen Golf GTI supuso una auténtica revolución en europa cuando éste vió la luz allá por el año 77. Es un motor que estará en los anales de la mecánica del automovil, por ser el primer coche de inyección mecánica de europa. Su rendimiento es más que notable, y gracias a el escaso peso del chasis y del conjunto del coche ( menos de 800 kg ), se convierte en un coche rabioso, super agil, y por lo tanto muy divertido de conducir. Sin embargo, no todos los chasis Mk1 llevaban en sus entrañas, evidentemente, éste motor, y existían motorizaciones más humildes. En el caso de hoy hablamos de un bloque 1.8 VW_Golf_mk1_green_engine_1carburado. Pero el dueño a ingeniado un doble sistema de carburación, que aumenta el rendimiento normal del motor. Además se han colocado otras mejoras, como una admisión corta, nuevas correas más cortas, etc. Si a ésto le sumamos que prácticamente la totalidad de las piezas susceptibles a ello, han recibido un baño de pulimento y ahora brillan como un anillo de plata, el resultado es un vano motor de lo más impoluto, y que se suma a la visión de coche restaurado a la perfección que ya hemos visto en el interior y en el exterior de éste Volkswagen Golf Mk1.

Mientras siga habiendo gente como el dueño de éste Mk1, capaces de invertir su tiempo, y también su dinero, en realizar restauraciones de éste tipo, tendremos coches clásicos para rato. Si además son amantes de la personalización, creo que muchos de nosotros seguiremos «babeando» con vehículos como el que nos ocupa hoy.

Saludos Tuners!!

Fuente:www.snapriot.com





About Nightmare